DERECHO DE ACOMETIDA:

Al dar de alta un nuevo suministro, han de pagarse los derechos de acometida que son una contraprestación económica que incluye varios conceptos. El precio de los mismos está regulado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, pudiendo ser modificados por la normativa. Los derechos de acometida comprenden las siguientes contraprestaciones económicas.

Podemos encontrar, entre otros, estos principales y diferentes tipos de fuentes renovables:

  • Energía Hidráulica

  • Energía Solar

  • Energía Eólica

  • Energía de Biomasa

  • Energía Mareomotriz

  • Energía Geotérmica

 

 

Derechos de extensión

Se pagan al solicitar nuevos suministros. Los abona el solicitante (normalmente el promotor). Los criterios para la determinación de los derechos de extensión son:

a) Suelo urbanizado con condición solar: la empresa distribuidora está obligada a realizar la instalación eléctrica:
Suministros en baja tensión -> Potencia máxima 100kW.
Suministros en alta tensión -> Potencia máxima 250kW.
b) Suelo urbanizado sin condición de solar: infraestructura eléctrica a costa del propietario.
c) Suelo no urbanizado: infraestructura eléctrica a costa del propietario incluyendo las instalaciones de conexión a la red de distribución existente y los refuerzos.

 

El derecho de extensión es un importe que debe pagar el cliente en la primera factura de la luz junto con otros derechos como son los de enganche y los de acceso. Estos tres importes son cobrados por la distribuidora de su zona y están regulados por el Gobierno.

Estos derechos son solicitados por la comercializadora en el momento en el que se tramita el alta de electricidad en la vivienda y se informa a la distribuidora para que pueda proceder a colocar el contador que medirá el consumo realizado por el usuario.

Casos en los que hay que abonar los derechos de extensión

Los derechos de extensión, al igual que los derechos de acceso solo tienen que abonarse en unos determinados casos, que son los que se exponen a continuación:

  • Alta de un nuevo suministro en una vivienda en la que nunca haya habido suministro.

  • Contratación de electricidad en viviendas donde lleva dada de bajo más de tres años.

  • Aumento de la potencia contratada.

Los derechos de extensión deben ser abonados por el titular del contrato de suministro eléctrico a la distribuidora en el primer recibo de electricidad. Sin embargo, el cliente dispondrá de contador y suministro eléctrico antes de haber abonado estos derechos.

Todos los usuarios que se encuentren en alguno de los casos mencionados en los puntos anteriores, deberán abonar los 17,37€/kW + IVA a la distribuidora, en concepto de los derechos que ya se han explicado con anterioridad.

Derechos de acceso

Se pagan al contratar un nuevo suministro o en la ampliación de potencia de uno ya existente. Los paga el contratante (normalmente el consumidor).

 

Los derechos de acceso son unos costes que tienen que abonarse a la distribuidora de su zona, independientemente de la comercializadora que se contrate para que le facture la electricidad, y estos precios están marcados por ley. Es el propio Gobierno el que se encarga de establecerlos y los consumidores deben abonarlos en los siguientes casos.

  1. Viviendas de nueva construcción en las que nunca haya habido un suministro de electricidad. Además, el consumidor también deberá abonar los importes correspondientes a los derechos de extensión y los derechos de enganche por dar de alta la luz.

  2. Viviendas en las que sí haya habido suministro eléctrico con anterioridad, pero se diera de baja durante un periodo de tiempo hasta el momento de volver a solicitar el alta en el suministro de electricidad.

  3. Usuarios que quieren subir la potencia eléctrica que tienen contratada en su vivienda, supuesto en el cual se tendrán que abonar los costes por derechos de acceso, tanto si ya se tiene contratada la luz como si se da el alta de la electricidad por primera vez.

Los derechos de acceso se facturan a través de la empresa comercializadora de electricidad, pero el importe va a destinado a la empresa distribuidora. El abono por estos conceptos va directamente ligado a la potencia eléctrica contratada, por lo que es recomendable recurrir a un comparador de luz antes de contratar la tarifa con cualquiera de las comercializadoras existentes.

¿Cuánto cuestan los derechos de acceso?

Cuando se solicita un alta de luz, ya sea en una vivienda nueva o de segunda ocupación, e incluso cuando se aumenta la potencia se tienen que pagar los derechos de acceso junto a los de extensión y los de enganche.

 Derechos de acceso. Tienen un coste de 19,70€/kW + IVA y deben ser abonados por el cliente que se encuentre en cualquiera de estos supuestos:

.

 

Derechos de enganche

Se pagan por la operación de acoplar eléctricamente la instalación receptora a la red de la empresa distribuidora. También se pagan cuando el distribuidor realice alguna actuación en los equipos de medida y control por decisión del consumidor.

© 2007 by young team enercat.net

  • Facebook - Black Circle
  • Google Places - Negro Círculo
  • LinkedIn - Black Circle